EL COMPLEJO ES HOGAR

Hace un par de días, gracias a Juancito, un amigo de la vida, de esos amigos que te da el fobal, pude ingresar al Complejo Celeste. Su amistad con el golero de la selección, Fernando Muslera se da desde hace algunos años atrás y pudimos concurrir como visitantes.

Al llegar, siempre el trato fue cordial, respetuoso. Al pasar a cada uno de las personas encargadas de la seguridad, etc., saludaban con un – “buenas tardes, bienvenidos”o a tu saludo te respondían también de manera muy amable. Es raro hacer énfasis en esto, pero es que cuando muchas veces voy a supermercado, tienda, etc., la gente no tiene esa costumbre, ni para saludarte ni para responder tu saludo. Supongo que será tema de educación, o de también como te tratan en el lugar que estás o si te sentís feliz y/o cómodo. La sensación que trasmite el complejo es es la de felicidad, comodidad, serenidad, es como un gran hogar con una gran familia. Cociner@s, limpiador@s, seguridad, jugadores, cuerpo técnico todos en convivencia, cada cual realizando su tarea, pero trasmitiendo energía positiva, la energía siempre se siente.

Fernando nos invito a pasar y nos sentamos a charlar en una mesa tranquilos. Allí estaban en otra mesa Fede Valverde con Giovanni merendando algún jugo con frutas. Otros como Nahitan y Jona jugando ping pong. Algunos contactando a su familia y/o amigos mediante celular sentados cómodamente en sillones. Otros a las risas con sus compañeros. La verdad me hacía acordar mucho a las juntadas con mi equipo de fútbol amateur en las afueras de Montevideo durante algún fin de semana. Es que estoy seguro que un grupo se forma así, no de otra manera.

Entregué a Nando mi libro “Más allá del fútbol”, me firmo un ejemplar y me pidió también que se lo firmara, con un poco de vergüenza accedí a firmarselo jeje. Además le deje varios libros más para que repartiera al resto del plantel y cuerpo técnico.

En esos momentos entra el capitán Godín, mira, frena y nos saluda, palmada en la espalda para estrechar la mano. Poco después lo mismo hace Cavani con una sonrisa de oreja a oreja, se los ve a todos sonriendo, disfrutando. Ingresa Rebollo para ponerse a charlar un poco con Godín y trasmitirle algo, el capitán lo escucha atentamente y asiente con la cabeza. Con termo y mate abajo del brazo se asoma un chiquitito pero enorme, Lucas ingresa.. saluda a todos. Yo lo miro y me asombra que tengamos un pequeño así, que haya parado a uno de los mejores jugadores del mundo, un tal Cristiano Ronaldo. Pero… ¿Por qué me asombro? si es que siempre los uruguayos tenemos uno o varios de esos, si en realidad somos eso, chiquitos pero enormes.

Varios se van yendo a otro salón pegado, es que claro, está el fuego prendido y toda la carne en el asador. No faltan las selfies de Cavani con el encargado del fuego y sus compañeros. Es que se nota que para los jugadores los ídolos son esos, el cocinero, el médico, la limpiadora. Ingresa una señora con camisetas y banderines para hacérselos firmar a los jugadores, todos lo hacen con orgullo.

Y allí aparece, el para mí, principal responsable de todo lo anterior mencionado. El que logró crear un COMPLEJO, así con mayúsculas para la selección. El idolatrado, criticado, resistido, odiado y amado, aparece El Maestro, saludando de la misma manera a propios y extraños. Va rumbo al salón donde el fuego está prendido, pasea por el salón principal, como chequeando de reojo que todo este en orden. Fue allí dónde me acerco y le digo que tenía un libro para regalarle. Se para y me agradece mucho. Espontáneamente comenzamos una charla de algunos minutos. De mi parte contándole de que trataba y el preguntando como había llegado a eso. Me dice que lo iba a leer para luego dejarlo en la biblioteca del Complejo, si si, el Complejo también cuenta con un espacio para los libros.

Aparecen también dos ex integrantes , “El facha” Carini y nuestro gran ex capitán “La tota” Lugano. Uno buscando a Lucho para realizarle una nota. El otro para estar presente como referente y compartir con varios ex compañeros y amigos un rato agradable cerca de un fueguito prendido. Es que es tan importante poder trasmitir de generación en generación el proceso, que los referentes siempre tienen que estar.


Así estaba la celeste el día antes de partir en busca de la 16. No tengo idea que va a pasar, porque en el fútbol, nunca se tiene idea de lo que pueda pasar. Lo que si, siempre voy a estar convencido, de que lo que logro El Maestro a nivel grupal y de infraestructura de la selección es más que admirable e innegable. Si ganamos muchas o pocas copas desde su llegada, si aquel jugador debe estar o no debe estar, si los cambios los hace tarde o se los guarda, eso que los discutan otros, para mi es algo subjetivo. Lo que si puedo ver, pensar y sentir, es que ganamos algo más importante que todo eso. Volvimos a ganarnos el respeto del mundo del fútbol y el sentido de pertenencia de la mayor parte del país por nuestra Selección.

SEGUNDA PRESENTACIÓN

El pasado jueves 8 de noviembre, se llevó a cabo la segunda presentación del libro: ” Más allá del fútbol “. En esta ocasión, tuve el agrado de compartir mesa con un presentador muy especial, Sebastián Chittadini, autor del libro ” Que vuelva la celeste de antes “. El ida y vuelta con él, además de las consultas realizadas por los presentes, hizo que la tarde-noche se disfrutara al máximo en el Club Banco República. Lugar que accedió a prestarme su hermoso teatro multi-eventos ubicado en la rambla de Pocitos.
¿ Habrá una tercera ?…..
P.D: El libro ya lo podes conseguir en tu librería amiga o mediante mis redes sociales.

 

PRESENTACIÓN OFICIAL

DTR_6766

El jueves 1 de Noviembre de 2018 se realizo la presentación oficial del Libro : Más allá del fútbol – La historia de un equipo amateur contada desde adentro.
La misma fue realizada en el Instituto Asociación Cristiana de Jóvenes, la que fue mi casa de estudios durante 3 años para poder recibirme de Entrenador de Fútbol con Licencia PRO.
Una noche especial dónde pude contarle a la gente de que se trata el libro.
Asistieron familiares, amigos y personas que conocí gracias a este proceso, de animarme a escribir.
Agradecido a todos los que pudieron estar.

El picadito en la calle

Hace unos años atrás, esas eran las pelotas con las que jugábamos los picaditos en la calle.
Llegabas de la escuela y lo primero que hacías al volver, era ir a buscar a tus amigos para jugar a la pelota, hoy la mayoría seguramente se encierren a jugar a la play.

La primera casa que visitabas era la de uno de los más importantes, ¡¡ el dueño de la pelota !! que si no jugaba y era buena onda te la prestaba, pero si se había enojado y NO te la prestaba había que buscar una alternativa.
Una alternativa era envolver mucho papel y pasarle cinta de empaque para que quedara bien compacta, alguno de nuestros padres seguro tenía esos elementos.

El arco se marcaba rascando la calle con alguna baldosa rota de la vereda de nuestro barrio o en su defecto algún champión del que le gustaba jugar descalzo.
Siempre sea cual sea el partido, alguna regla debemos poner, entonces empezaban los debates, ¿se sigue arriba de la vereda? ¿cuando se va afuera? ¿si se va afuera se saca con la mano o con el pie? ¿el gol desde dónde vale? ¿con golero o sin golero? eran algunas de las preguntas que nos planteábamos antes de jugar.

Al momento de empezar, aparecía la clásica pisadita para armar los equipos, casi siempre los dos “mejores” pisaban y elegían.
Podíamos estar horas y horas en la calle, mientras alguno se iba otro llegaba, o los que quedábamos nos arreglábamos para seguir jugando. Algunos partidos igualmente podían terminarse antes de lo previsto, siempre existía aquel vecino que te pinchaba la pelota si pasaba para su casa o que salía a decirte que era la hora de la siesta.

Quizás todo esto que describo anteriormente se ha ido perdiendo, ya no se ven niños jugando en las puertas de su casa, disfrutando de la pelota los días de semana, ¿la inseguridad? ¿la evolución tecnológica?. Creo no existiría evolución más grande que volver a ver las calles llenas de niños jugando a la pelota.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: